CatalàEspañolEnglish

Arquitectura

La Catedral de Barcelona es de tres naves, pero con una sola ábside y deambulatorio, o girola. Las naves tienen cinco tramos; el tramo inmediato a la fachada es más largo que los otros tres, para acomodar sus medidas a las del cimborrio que se levanta junto a la puerta principal.

La estructura típica del gótico catalán, ordenada a aprovechar los espacios interiores de los contrafuertes, permitió abrir hacia el interior de la Catedral una serie seguida de capillas secundarias que circundan toda la basílica: en las naves, estas capillas son dos para cada tramo.   

Sobre los extremos del tramo próximo al presbiterio, libre de capillas laterales, se levantan las dos grandes torres-campanario, una encima del portal de san lvo y otra sobre la puerta interior de acceso al claustro; en las terrazas de la basílica, estas torres son octogonales, con un cuerpo prismático, destinado a escalera, que está adosado (1386-1393 i siglo XVI).

Grandes ventanales, abiertos sobre la boca de las capillas radiales de la girola, iluminan el presbiterio. Por encima de las capillas, en las naves laterales, corre una galería alta con los ventanales abiertos sobre el muro exterior de la basílica. Un pequeño triforio rodea la nave central y el presbiterio cerca de la bóveda.

SANTA ESGLÉSIA CATEDRAL BASÍLICA DE BARCELONA utiliza cookies de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos, con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra política de cookies.

Acepto las cookies.