CatalàEspañolEnglish

El claustro de la Catedral es de estilo gótico y fue construido entre los siglos XIV y XV por arquitectos como Andrés Escuder y escultores como Antonio Claperós.

Se accede al claustro a través de las puertas exteriores de la Piedad y de Santa Eulalia. La puerta del claustro interior, que comunica la Catedral con el claustro, es románica de mármol blanco y tiene arquivoltas decoradas con motivos geométricos y un frontón de estilo gótico. Se ha dicho que procedía de la anterior catedral románica.

El claustro es de planta rectangular y consta de cuatro galerías de arcos ojivales separados con pilares. En los relieves de los pilares de los arcos del claustro se pueden ver esculpidas escenas del Antiguo Testamento y de una leyenda sobre la Santa Cruz, y en las claves de bóveda escenas del Nuevo Testamento.

En tres de sus galerías hay capillas que inicialmente estaban bajo la advocación del patrón de alguna institución o gremio, o bien bajo la protección de alguna familia. Todas estas capillas se encuentran cubiertas con bóvedas de crucería, la mayoría de las cuales son cuadripartitas, con las claves de bóveda en el punto de unión de los nervios.

En el centro del claustro hay un jardín con palmeras, magnolias, un naranjo y un surtidor que data de mediados del siglo XV, donde tiene lugar el tradicional “ou com balla” (el huevo como baila) con motivo de la festividad de Corpus Christi. En un gran estanque que hay en el claustro campan las trece ocas blancas de la Catedral.


SANTA ESGLÉSIA CATEDRAL BASÍLICA DE BARCELONA utiliza cookies de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos, con sus preferencias mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra política de cookies.

Acepto las cookies.